Seguidors

dilluns, 20 d’abril de 2009

QUE TE DEN MORCILLA!

Cuando le decimos a alguien <<¡Que te den morcilla">>, expresamos nuestro descontento y nuestro enojo. Al igual que mandar a freir esparragos, es una muestra de enfado con la que concluimos una conversación molesta o nos desprendemos de quien no nos agrada. La frase tiene su origen en una antigua costumbre: se ponían en la calle morcillas enveneadas para matar a los perros callejeros, porque se creía que éstos propagaban la peste y las enfermedades. En realidad los pobres perros no transmitían enfermedades: la causa estaba en la falta de higiene y n la suciedad de las ciudades antiguas.



A nosotras nos dieron morcilla recien hecha buenísima. Aqui está la prueba.

6 comentaris:

Glòria ha dit...

Jolín, me parece que también probé las morcillas... soy la pera!

Joana ha dit...

Ara que la meva endocrinoa no ens escolta.... quina pinta morena, quina pinta més bona!!!

teresa ha dit...

Jo creo que ademas de engordar, son pecado.Sabes jo tenia los 30 cumplidos quando probe las morcillas i lo que me habia perdido¡¡¡¡ No trabajo estoy buscando trabajo desesperadamente pero esta dificil;no hace falta que diga nada mas
BESOS

pepi ha dit...

Glòria: a ti también te dan morcilla de vez en cuando?

JOana: a l'endocrina que le den morcilla y nosotras a ponernos moradas de morcillas. Que et sembla?

Teresa: un poco tarde para probar la morcilla. No cres?

Això que dius de la feina: em sap molt greu. Conec a molta gent que ho està passant malament. No hem de perdre l'esperança de que això ha d'anar canviant. Petons guapetona

la mama ha dit...

Carai, noia, quina pinta que fan les maleïdes... però són tan bones!

pepi ha dit...

Hola la mama: seria un bon acompanayament per alguna de les teves boníssimes receptes.
Petons