Seguidors

diumenge, 22 d’agost de 2010

La llegenda de la Vella de l'Estany de Puigcerdà


Cada any la desfilada de carrosses de la festa porta una vella, símbol d’identitat de la dona ceretana. Segons explica la llegenda local, la vella de l’Estany és la representació d’una senyora nonagenària que vestia gipó i caputxó i encarnava les virtuts de la dona de la comarca. Quan es va construir el llac, la dona va ser obligada a abandonar casa seva, però ella s'hi va negar i va acabar vivint sota les aigües. Diuen que el dia de festa major, quan es fa fosc, la vella surt de les aigües i recorre el poble amb un fanalet, analitza els canvis i després torna a endinsar-se a l’estany. 

dissabte, 21 d’agost de 2010

La Flor del algodón

Mostrando su rico don
como una rosa de nieve,
del aire al soplo se mueve
la planta del algodón.

Las semillas se plantan durante la estación de las lluvias y en una o dos semanas ya empiezan a apuntar las primeras hojas. Unos meses más tarde empieza a salir las flores blancas, amarillas o rosas. Al cabo de un tiempo la flor cae y en su lugar aparece una cápsula verde, que debe madurar en algunas semanas. Cuando la cápsula está suficientemente madura se abre y sale el algodón.

dimarts, 17 d’agost de 2010

Cuev a del Gato. Charco Frio











El Sistema Hundidero-Gato, está situado en los municipios de Benaoján y Montejaque, con un recorrido total de 7.818 m y un desnivel de -219 m, es una de las travesías espeleológicas más importantes de Andalucía con un recorrido de 4.500 m. se encuentra dentro del Parque natural de Grazalema , unos 15 km al oeste de Ronda. Este sistema cuenta con dos cuevas de acceso, Cueva del Gato, situada en el término de Benaoján, y Cueva del Hundidero, en la localidad de Montejaque.


La cueva del Gato, con unos 40 m de altura en su entrada, es bastante espectacular. Por la boca de la cueva fluyen las aguas del río Gaduares unidas a las que, provenientes del acuífero, se despeñan hasta el Charco Frío. Este agua se conecta rapidamente con el río Guadiaro junto al puente de la vía férrea. Se le llama cueva del gato por su similitud a la cara de un gato cuando se mira la zona desde lejos.